fbpx

El Puerto Turístico Marina Piccola Sorrento es una joya «engastada» en la espléndida costa de Sorrento

Una terraza en el Golfo de Nápoles: Marina Piccola Sorrento es esto y mucho más. El Puerto Turístico se encuentra de hecho en una posición privilegiada, cerca de los destinos más bellos de las costas de Sorrento y Amalfi. Además a unas pocas millas náuticas se encuentran las islas de Procida, Capri e Ischia.

Esta costa es una de las más bellas de Italia, amada por los turistas en todas las estaciones y conocida en todo el mundo por su clima templado, el mar y las maravillosas vistas que ofrece.

El punto fuerte del Puerto Turístico no es solo su ubicación, a pocos pasos del centro de Sorrento, sino también los servicios que ofrece. Todo lo necesario para que sus vacaciones en un barco amarrado (Bed&Boat) sean perfectas.

Marina Piccola Sorrento: servicios para los huéspedes

El hecho de estar ubicado a pocos pasos del centro de Sorrento coloca al Puerto Turístico en una posición privilegiada: caminando se puede llegar fácilmente a las tiendas, bares y restaurantes de la zona.

La Marina también cuenta con un servicio de taxi permanente que se puede activar bajo petición incluso de noche.

Si desea evitar la molestia de las compras, siempre puede reabastecer la cocina a través de los supermercados afiliados que entregan directamente a bordo. Una solución cómoda para disfrutar plenamente de su estancia en el barco.

Puerto Turístico Sorrento

Además, hay la posibilidad de organizar buceo a lo largo de la costa de la Península de Sorrento, incluyendo el Área Marina Protegida de Punta Campanella. También es posible organizar inmersiones nocturnas, para una experiencia única.

Saliendo del Puerto de Sorrento es posible llegar directamente, gracias a un servicio de Ferry, a las islas de Capri e Ischia y al Puerto de Nápoles. Para alcanzar algunos de los destinos más bellos de la zona, incluidas las zonas arqueológicas de Pompeya y Herculano, se puede utilizar la línea ferroviaria local Vesuvian.

El valor añadido de una ubicación única

Alojarse en un barco amarrado en Bed&Boat significa descubrir un mundo nuevo: más aún cuando se elige como destino el Puerto Turístico de Sorrento.

Cómodamente sentados en la cubierta de un barco, se puede disfrutar de la vista del Golfo de Nápoles y la isla de Ischia, rodeados por la belleza y el color de la costa de Sorrento, con sus verdes jardines y fragantes plantaciones de cítricos.

La ubicación es besada por el sol durante todo el año con un clima templado gracias a lo cual es fantástica también en la temporada baja.

Puerto Turístico Sorrento

Dormir en un barco en Sorrento es la opción número uno del turismo experiencial que se puede experimentar con cada estación.

El punto de vista es único y aún más hermoso por las sensaciones vividas a bordo. En primer lugar, la libertad de disponer de una ubicación única y privada, sin tener que compartir espacios con desconocidos. Una seguridad extra para unas vacaciones tranquilas.

Luego la posibilidad de vivir en un resort sobre el agua, sin renunciar a la comodidad de un alto nivel de hospitalidad. Basta pensar en la magia de un desayuno en la cubierta del yate, cuando el sol comienza a salir en el cielo y hace que el aire sea agradablemente cálido. El comienzo perfecto para un día explorando Sorrento, la Costa y las Islas.

Dos días en Sorrento: descubriendo el pueblo y la costa

Cada día del año es agradable para visitar la costa de Sorrento.

Solo hace falta un momento para salir de Marina Piccola y sumergirse en la atmósfera de Sorrento: un pueblo alegre y hospitalario, listo para recibir a los turistas con sol y diversión.

Una parada imperdible es sin duda Marina Grande, un pueblo de pescadores al que se accede por una larga escalera de piedra. Este pueblo ha entrado en la historia del cine gracias a la película «Pan, amor y …» con Vittorio De Sica y Sofia Loren.

Aquí se encuentran las características tiendas y los pequeños restaurantes donde se pueden descubrir los tesoros de la gastronomía de Sorrento. En la pole position obviamente están los “gnocchi alla sorrentina” (ñoquis a la sorrentina), pero tampoco se pierda el clásico pulpo en cazuela. Además de todos los postres a base de limón, especialidades de la zona, como el babà con limoncello y la delicia de limón.

Puerto Turístico Sorrento

Hay que visitar absolutamente la Piazza Tasso (Plaza Tasso), a tiro de piedra del Puerto Turístico, que es el corazón palpitante de la ciudad: un café o un aperitivo son imprescindibles para disfrutar del ritmo lento del pueblo. Desde la plaza se puede admirar una de las peculiaridades de Sorrento: el Vallone dei Mulini (el Valle de los Molinos), originado por la erupción más violenta de los Campos Flegreos y por los cursos de agua que con el tiempo han cambiado la base de la toba. El nombre deriva de las ruinas de un molino que hasta principios del siglo XX estuvo activo en la molienda del trigo.

Y para descubrir la península de Sorrento, nada mejor que hacerlo desde el mar, optando por un recorrido que te permita bordear la península, disfrutar del paisaje y detenerte en las calas más bonitas.

Alojarse en un barco amarrado en la Marina Piccola Sorrento

Al final de un día en el mar, nada mejor que relajarse en la cubierta de un barco, disfrutando del espectáculo de la puesta de sol sobre el Golfo de Nápoles. El sonido del mar es la banda sonora perfecta para una cena romántica a bordo, iluminada por velas y estrellas.

Una más de las mil emociones que puede ofrecer una estancia en un barco amarrado en Bed&Boat: una nueva opción vacacional, capaz de ofrecer una experiencia única e inolvidable.

Write A Comment